miércoles, 15 de octubre de 2014

Crítica de cine: Dragon ball Z: La batalla de los dioses



¡Hola soñadores! Hoy os traigo de nuevo otra crítica de cine, esta vez de Bola de Dragón, en concreto su última película La batalla de los dioses, para poder intercambiar opiniones entre quienes la hayamos visto, y ofrecérselas a quienes estén dudando si verla o no. ¡Espero que os uste! ¡Saludos!

Información:

Título: Dragon ball Z: La batalla de los dioses
Género: Animación, acción, fantasía
Duración: 85 minutos
Año y país: 2013, Japón
Director: Masahiro Hosoda

Sinopsis:
Algunos años después de la batalla con Majin Buu, Bils, el dios de la destrucción, encargado de mantener el equilibrio del universo, se ha despertado de un largo sueño. Al escuchar rumores sobre un saiyajin que ha vencido a Freezer, Bils parte a la búsqueda de Goku. Emocionado por el hecho de que haya aparecido, después de tanto tiempo, un oponente tan poderoso, Goku ignora las advertencias de Kaito y decide enfrentarse a él. 


Crítica personal:

Desde chico he sido un fiel seguidor de la serie de dibujos animados Bola de Dragón, así que no podía ser menos que viese esta película y por supuesto, ofreceros la reseña a todos ustedes.
 
Ya estaba vacunado de cualquier sorpresa, pues Bola de Dragón GT no fue de mi total agrado, y la película que se basa en el misterioso hermano de Vegeta fue un “sin comentarios”. Sin embargo, esta nueva a simple vista viendo el tráiler no logró convencerme en un primer momento para verla, pero viendo que ha estado metido en ella Akira Toriyama hizo que le diese una oportunidad.

Nada más empezar, todo surge muy rápido… la figura de un dios de la destrucción, mucho más fuerte que Gokuh, un inicio que no ha estado bien elaborado. Por otra parte, en la tierra, se celebra el cumpleaños de Bulma, en donde están presentes todo el grupo, el cual es una ridiculización total de los personajes, pues desde un Vegeta totalmente desconocido y payaso, hasta Pilaf y sus secuaces hechos niños, pasando por un Piccolo totalmente desaparecido y un resto de personajes con las voces y vestimentas cambiadas.


Cuando apareció el dios de la destrucción, básicamente pude mostrar su paralelismo con un gato egipcio, pero lejos de todo esto, me pareció un ser que lo han inventado por hacer algo nuevo, con una personalidad muy singular, pues si bien dicen que tiene pura maldad a la hora de destruir, se le ve cierta simpatía en algunos momentos. En cuanto a su compañero, es una figura alocada completamente.

Tal vez me haya gustado que Gokuh no pudiera con este dios, y que Vegeta superase el poder de Gokuh en cierto momento, pero creo que es imperdonable la total ridiculización de Vegeta, un personaje muy sagrado para mí por su orgullo y fuerte carácter cuya personalidad se ve muy deteriorada, ya que han intentado darle un toque cómico, pero se ha perdido algo esencial de la serie, al verdadero Vegeta.


La transformación de Gokuh en Superguerrero-Dios creo que es un mal invento, ya que la forma de llegar hacia éste estado es muy artificial y mal conseguida, para luego no dar un final tan esperado, algo que no valoro tan negativamente, ya que lo deja abierto para una ¿posible segunda entrega?
           
Pero no todo es negativo, ni mediocre, no me arrepiento tampoco de haber visto esta película, pues es un pasatiempo para una tarde sin planes, aunque no es de las que merecen la pena pagar para verla. Y por supuesto, si quiero destacar algo positivo, es ese toque cómico que impera de principio a final, toque que hace muy agradable la totalidad de la visión.


En definitiva, si hay un término que le quiero vincular a esta película, es el de “despropósito”, pero, siendo yo tan fanático de Bola de Dragón, y valorando ese punto cómico y que a pesar de todo esto haya conseguido el no aburrirme, sino mantenerme entretenido, hace que se contrarreste, por lo que siendo optimista, le doy un aprobado a la espera de una mejoría en la próxima película.
 
5

Información web:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada